NADA ES LO QUE PARECE…

La foto perfecta, la familia perfecta, la pareja que no pelea, la mamá que nunca se cansa de cuidarlos, la que siempre está arreglada, la que trabaja sin culpas… la que nunca olvida una tarea, una cita o la hora de un festival… no existe! 

Si te das una vuelta por mi Instagram (deberías de dártela @mar.beristain) , verás unas fotos padrísimas, algunas mías, otras de mis hijos, siempre peinados, limpios, sonriendo… Pero así no es mi vida. Así es mi Instagram, porque me gusta subir fotos que combinan y que todo siga una gama de colores, aprovechar los fondos padres y compartir fotos que valgan la pena… Mi realidad? 

Mi realidad… (ojalá fueran 2 fotos lindas a la semana, por cierto, tardamos bastante en lograr una buena) mi realidad es que siempre salgo con prisa (y llego tarde a todos lados) olvido la mitad de mis cosas, lloro 2 veces a la semana (a veces no sé ni porque, pero me encanta hacer drama), mis hijos escogen su ropa y se visten como carnavaleros, siento culpas, extraño a mis amigas, a mis papás, quiero una copa de vino (o una botella si se puede), envidio las comidas en restaurantes de mi esposo y el “dale, dale, dale” me genera más dolor de cabeza que una cruda de tequila! 

Ésa es una de las razones por las que empecé mi blog: compartir cosas reales, con mamás reales. Porque es horrible ver artículos, revistas, blogs de gente que parece inalcanzable, que te enseña cómo ser mamá y sin querer, te hace sentir constantemente que lo estás haciendo fatal. Porque cada quien lo hace diferente y cada quien lo hace de la mejor manera! 

Porfavoooor!!! Cada vez que leas o escuches algo así, cada vez que veas llegar a la mamá con el manicure impecable y tú no lo tengas, o que veas a la hija de la de al lado peinada perfecta  y la tuya esté desgreñada con un poco de dulce embarrado, cada vez que se te olvide el regalo de una fiesta porque saliste corriendo de tu casa, o que sientas que todas lo hacen increíble y tú eres el ejemplo perfecto del fracaso maternal, acuérdate de esto: nada es lo que parece!!! 

Claro que ser mamá es lo máximo! Pero también es una friega, es cansado, demandante… y por alguna extraña razón, tus hijos piensan que lo haces mejor que todas las demás, aunque ante el mundo “parezca” lo contrario! 

Un beso,

Mar

3 Comentarios »

  1. Mis hijos creen que soy la mamá más mala onda del mundo !!! Tengo una adolescente de 13 años, un preadolescente de 11años, otro adolescente de 2años 1/2 y un baby de apenas 11 meses 😜😋

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s